La combinación de arroz y frijoles es muy popular en la cultura latinoamericana. Tiene diferentes nombres dependiendo del país de origen.

Se considera un producto de mestizaje, porque se combina el frijol, producto utilizado por los aborígenes americanos, con el arroz, introducido por los españoles. Y su combinación y preparación es el resultado de la cocina africana.

A medida que los africanos se establecieron en América, el plato de arroz y frijoles fue tomando diversas formas de preparación: Moros y cristianos, y congrí en Cuba; Casamiento en El Salvador y Honduras; feijoada en Brasil; tacu-tacu en Perú; Hoppin 'John en el sur de los Estados Unidos, y gallo pinto en Costa Rica y Nicaragua.

Los desayunos tradicionales salvadoreños son consumidos por la mayoría de la población. La hora habitual de esta primera comida es entre las siete y las nueve de la mañana.

El desayuno típico de El Salvador es una buena combinación de algunos de los alimentos básicos del país. Se suele disfrutar por la mañana con café, en el que se pueden encontrar diferentes variedades en todo el país.

El casamiento de frijoles con arroz recibe su nombre gracias a la combinación de arroz y frijoles. Este plato se puede encontrar en todos los hogares de El Salvador, aunque también es muy común en los restaurantes o mercados locales. Al ser un plato de preparación diversa hay varias formas de servirlo.

Tradicionalmente el plato se sirve con el desayuno junto con huevos fritos o revueltos, queso, plátanos fritos, aguacate, crema, tortillas o pan. El casamiento también se sirve como acompañamiento de la cena con carne asada.