El elote loco salvadoreño es una de esas cosas que sin duda no pueden faltar en las ferias que se realizan los pueblos de El Salvador. Su exquisito sabor y los ingredientes con los que se elabora dan ese toque único que precisamente es el resultado del nombre de elote loco ya que proviene de la mezcla de ingredientes.

Sin embargo, también se debe preparar elote loco en casa, por lo que es necesario contar con maíz, que se puede encontrar a bajo costo en los mercados nacionales durante su temporada, que es entre los meses de junio y septiembre.

El maíz se sancocha, es decir, se pone a hervir en una olla con agua. Una vez cocidas se les retira la tusa y se les añade los siguientes ingredientes: salsa dulce, mayonesa, mostaza, salsa negra. Y finalmente cubierto con queso duro suave rallado, con esto tenemos un elote loco.

Entre tanto, en El Salvador, como en otras repúblicas centroamericanas, también se encontrar otras versiones del elote loco.

En México, la gente disfruta de elote preparado. Con mayonesa, queso cotija, chile en polvo y jugo de lima. Se come caliente y se sirve en copa. Uno de los ingredientes esenciales para hacer elotes mexicanos es sin duda el epazote, una hierba muy similar a la menta.

En Honduras, la gente disfruta del elote catracho. Espolvoreado con crema agria centroamericana llamada mantequilla blanca, queso seco rallado y una pizca de jugo de limón. Algunas personas le agregan chile en polvo.