La mayoría de los grandes desayunos de estilo americano o inglés pueden ser demasiado pesados y cargados de grasa, o empapado en azúcar y almíbar. Hay una opción más saludable, pero que aún te llena: rompe tu ayuno a la manera tradicional centroamericana.

El desayuno típico salvadoreño es consumido en gran parte por la mayoría de la población de El Salvador. La hora a la que comúnmente se acostumbra comer es entre las siete y las nueve de la mañana.

El desayuno de los salvadoreños consiste en (o licuados) frijoles que luego son freídos. También consume nata, mantequilla y queso o cuajada como algunos le llaman; plátano frito. Para complementar esta primera comida del día, algunos usan pan francés, que es harina de pan con algo de sal o tortillas de maíz.

El desayuno típico de El Salvador es una combinación abundante de algunos de los alimentos básicos del país. Se suele degustar por la mañana con el café de desayuno, que es de diferentes variedades en el país. También se consume con leche de vaca o leche procesada. Aunque otros tradicionalmente se sirven el desayuno junto con un jugo recién exprimido hecho de mango, piña o plátano.

En este menú de desayuno se puede resumir que encontramos principalmente: huevos rancheros, platano, frijoles negros, tortillas hechas a mano, crema, horchata y café con leche caliente.